Skip to main content
King County logo

A partir del 15 de abril, todas las personas en Washington de 16 años y mayores son elegibles para una vacuna contra el COVID-19.

Por favor vea "Cómo vacunarse" para conocer las opciones de programación de citas, incluyendo los sitios de King County Vaccination Partnership en Auburn, Kent, Redmond y Seattle.


Actualizado el 13 de abril

El uso de la vacuna J&J se ha detenido a medida que los CDC revisan los informes de un tipo raro y grave de coágulo en la sangre en seis personas que han recibido la vacuna en los Estados Unidos. Casi 7 millones de personas en los Estados Unidos han recibido la vacuna de J&J hasta la fecha.

Si tiene una cita próxima para recibir la vacuna de J&J, puede reprogramarse o se le puede ofrecer una vacuna diferente. Póngase en contacto con su proveedor para obtener información. Todas las citas en las clínicas de Auburn y Kent de Salud Pública siguen programadas. Auburn utilizará Moderna, Kent utilizará Pfizer.

Si recibió la vacuna de J&J hace más de un mes, cualquier riesgo es muy bajo. Si la recibió en las últimas tres semanas, el riesgo de coágulos en la sangre sigue siendo muy bajo. Sin embargo, si tiene dolor de cabeza intenso, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar, comuníquese con su proveedor de atención médica o acuda a un centro de atención de urgencia o una sala de emergencias.

Las vacunas de Moderna y de Pfizer seguirán siendo utilizadas y no se verán afectadas por la revisión de los CDC. La seguridad es la máxima prioridad para todas las vacunas contra el COVID-19. Continuaremos proporcionando actualizaciones a medida que tengamos más información.



Las vacunas contra el COVID-19 son seguras y eficaces, pero los suministros en todo el estado y el país son limitados. No todos los que califican pueden recibir la vacuna inmediatamente. Será más fácil recibir la vacuna a medida que aumente el suministro de vacunas.

Aunque el nivel de suministros es bajo, Salud Publica está trabajando con nuestros asociados para conseguir vacunas para las personas con mayor riesgo de enfermarse de COVID-19.

Todas las personas de 16 años o mayores actualmente son elegibles para la vacuna contra el COVID-19. En este momento, las vacunas contra el COVID-19 no están autorizadas para niños menores de 16 años. Se están realizando ensayos clínicos en niños pequeños.

Conozca más sobre los requisitos y cómo vacunarse en el Condado de King.

La vacuna contra el COVID-19 no tiene ningún costo, independientemente del estado migratorio o seguro médico. Medicare, Medicaid y la mayoría de los seguros privados cubrirán la vacuna, y se cubrirá el costo de la vacuna para las personas que no tengan seguro.

Los proveedores de vacunas contra el COVID-19 no pueden:

  • Cobrarle por la vacuna
  • Cobrarle directamente cualquier tarifa administrativa, copago o coaseguro.
  • Negar la vacuna a cualquier persona que no tenga cobertura de seguro médico, que su cobertura de seguro médico sea insuficiente o que esté fuera de la red.
  • Cobrar una visita al consultorio u otra tarifa al destinatario si el único servicio proporcionado es una vacuna contra el COVID-19.
  • Requerir servicios adicionales para que una persona reciba una vacuna contra el COVID-19; sin embargo, se pueden proporcionar servicios de atención médica adicionales al mismo tiempo y facturarlos según corresponda.

Los proveedores de vacunas contra el COVID-19 pueden:

  • Solicitar el reembolso correspondiente del plan o programa del beneficiario (por ejemplo: seguro médico privado, Medicare, Medicaid) por una tarifa de administración de la vacuna. Sin embargo, los proveedores no pueden cobrarle al receptor de la vacuna el saldo de la factura.
  • Solicitar el reembolso de los beneficiarios de vacunas sin seguro del Programa para personas sin seguro COVID-19 de la Administración de Recursos y Servicios de Salud.

El Departamento de Salud Pública – Seattle y el Condado de King y otros están ofreciendo clínicas de vacunación gratuitas. La distribución equitativa es una prioridad para estas clínicas. Puede encontrar más información en nuestra página Cómo vacunarse en el Condado de King.

Las vacunas contra COVID-19 deben enfrentar ensayos clínicos rigurosos en los cuales varios miles de participantes reciben la vacuna. La Administración Federal de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) evalúa los datos científicos provenientes de estos estudios para determinar la seguridad y efectividad de cada vacuna. La FDA se basa en el análisis y recomendaciones de un grupo de asesores de científicos y expertos independientes, el Comité Consultivo de Vacunas y Productos Biológicos Relacionados (VRBPAC, por sus siglas en inglés).  Las reuniones del VRBPAC están abiertas al público.

Si una vacuna cumple con los estándares de seguridad y efectividad de la FDA, esta agencia puede permitir la disponibilidad de las vacunas en los Estados Unidos a través de la licencia tradicional o con una autorización de uso de emergencia.

Una vez que la FDA emite su determinación, un segundo órgano consultor independiente de expertos en inmunización, el Comité Asesor de Prácticas de Vacunación de los EE.UU. (ACIP, por sus siglas en inglés), revisará los datos sobre seguridad y efectividad. Ellos emitirán una recomendación al CDC con directrices para los trabajadores del sector salud y el público sobre el uso de la vacuna.


Monitoreo de la seguridad de la vacuna

Después de que se autoriza el uso de una vacuna, varios sistemas de monitoreo de seguridad entran en acción para vigilar la posible presentación de algún efecto secundario. Si se llega a detectar un efecto secundario grave inesperado, los expertos trabajan tan rápido como sea posible para determinar si es un verdadero problema de seguridad. Esto sirve como una evaluación continua de la seguridad, inclusive después de haberse completado los ensayos clínicos. Para la vacuna contra COVID-19, el CDC y la FDA han ampliado los sistemas de monitoreo de seguridad para evaluar con mucha cautela la seguridad en tiempo real y asegurarse así que las vacunas contra COVID-19 sean lo más seguras posible.


Solo profesionales de salud con licencia y entrenamiento pueden vacunar

Solo personas con licencia y entrenamiento para administrar vacunas podrán hacerlo. Una vez que la vacuna esté disponible ampliamente para el público en general, varios tipos de profesionales del sector salud administrarán la vacuna para que esté disponible para todos los que estén interesados en recibirla. Estos profesionales podrán administrar la vacuna tanto en clínicas y hospitales como en centros móviles o temporales de vacunación en la comunidad.

  • Contar con una vacuna efectiva y segura contra COVID-19 es un gran avance. Sin embargo, la vacuna por sí sola no detendrá la pandemia de inmediato.

  • En este momento, la mayoría de las personas aún no están vacunadas; estamos en las primeras etapas de distribución de la vacuna con un suministro limitado. También estamos aprendiendo qué tan bien funciona la vacuna para prevenir que las personas vacunadas transmitan el COVID-19 a otras personas y qué tan bien funciona en las variantes del coronavirus, que se sabe que circulan en el Condado de King.

  • Incluso después de vacunarse, es importante proteger a los demás. Continúe utilizando mascarillas, limite las actividades en el interior con personas que no viven con usted, evite los espacios interiores abarrotados, mantenga el contacto con otras personas breve y distante, mejore la ventilación en el interior y lávese las manos con frecuencia.

  • La buena noticia es que una vez que esté completamente vacunado(a), puede hacer nuevamente algunas de las cosas que se detuvieron debido a la pandemia. Obtenga más información en la página Cómo vacunarse en el Condado de King.

¿Como se están creando
las vacunas contra el COVID?



Video from the Washington State Dept. of Health

¿Cómo funcionarían las vacunas
contra el COVID-19 en el cuerpo?



Video from the Washington State Dept. of Health


Link/share our site at www.kingcounty.gov/covid/vacunas