Skip to main content
King County logo

Los nuevos grupos que reunen los requisitos incluyen a cualquier persona de 60 años o más, gente con 2 o más condiciones de salud preexistentes, trabajadores en construcción, fábricas, restaurantes y servicios de alimentos. Vea los detalles en la sección “Quién puede vacunarse ahora” en la parte de abajo.



Con el tiempo, todas las personas que deseen la vacuna podrán obtenerla. Sin embargo, cuando los primeros lotes de vacunas estén disponibles, la cantidad será limitada. Esto significa que al principio la vacuna será administrada únicamente a poblaciones específicas que presentan mayor riesgo, ya sea de contraer COVID-19, o de presentar problemas de salud severos si se llegan a infectar, como son los trabajadores de los servicios de salud, los adultos mayores viviendo en casas de retiro o en residencias de asistencia y otros trabajadores esenciales.

El Departamento de Salud del Estado de Washington (DOH) ha distribuido la vacuna a una creciente cantidad de hospitales, farmacias y sistemas de salud quienes se han inscrito para recibir la vacuna. DOH y Salud Pública- Seattle y el Condado de King están trabajando con varios colaboradores para incrementar rápidamente el número de centros de vacunación para aumentar el acceso a la vacuna.

A partir del 31 de marzo del 2021, el Departamento de Salud del Estado de Washington inició la distribución de vacunas a través de la Fase 1b4.

Las vacunas están disponibles para los grupos nombrados a continuación, independientemente de si tienen o no seguro médico, de su ciudadanía o estado migratorio. No se le enviará una factura ni se le cobrará por la vacuna. La vacuna estará cubierta por Medicare, Medicaid y la mayoría de los seguros privados, y se cubrirá el costo de la vacuna para las personas que no tengan seguro médico.

Nuevos requisitos (a partir del 31/3/21):

  • Cualquier persona de 60 a 64 años

  • Aptos para la Fase 1b3: Personas de 16 en adelante con 2 o más condiciones de salud preexistentes de acuerdo con la lista de condiciones de la CDC's list of the conditions.

  • Aptos para la Fase 1b4:
    • Gente (residentes, personal, voluntarios) en entornos de vivienda colectiva de alto riesgo:
      • Residencias para individuos con discapacidades, incluyendo enfermedades mentales serias, discapacidades de desarrollo, intelectuales y físicas, al igual que instalaciones residenciales para trastornos por uso de sustancias que no se mencionan en Fase 1.
      • Prisiones, cárceles, centros de detención e instalaciones similares
      • Lugares que atienden a personas que sufren la falta de hogar (por ej. alojamiento temporal, albergues)
      • Refugios de violencia doméstica
    • Trabajadores críticos en lugares colectivos de alto y mediano riesgo en las siguientes industrias:
      • Restaurantes y servicios de alimentos
      • Fábricas
      • Construcción
      Nota: Lugar colectivo se refiere a trabajar en un lugar cerrado con gente con la que no se puede mantener distancia física. No están incluidos los trabajadores de estos lugares que pueden mantener distancia social, trabajar remotamente o fuera del lugar donde se congrega la gente.

La vacunación también está disponible para personas que:

  • Las que cumplen con los requisitos para la Fase 1a: todos los trabajadores en riesgo de contagiarse o transmitir COVID-19 en lugares de atención médica; personal y residentes del centro de atención a largo plazo; y asistentes de atención y salud en el hogar.
  • Las que cumplen con los requisitos para la Fase 1b1:
    • Si tienen 65 años o más
    • Si tienen 50 años o más y viven en un hogar donde viven dos o más generaciones (como un anciano y un nieto) y cumplen con estos requisitos:
      • No puede vivir de forma independiente y recibir el apoyo de un familiar o cuidador (pagado o no) o alguien que trabaja fuera del hogar.
      • Vive con un niño pequeño y lo cuida, como un abuelo con un nieto.
    • Educadores(as) y personal de escuelas de Pre kínder hasta el 12º grado
    • Trabajadores(as) de cuidado infantil, que incluye:
      • Proveedores(as) de cuidado infantil en una casa familiar con licencia y los miembros de la familia que viven en ese hogar.
      • Familiares, amistades y vecinas(os) que son proveedores de servicios exentos de licencia que aceptan el subsidio de cuidado infantil Working Connections (Working Connections Child Care). Estos proveedores de servicios en casa pueden atender hasta 6 niños.
      • Proveedores(as) de servicios de preescolar financiados por el estado de Washington conocidos como ECEAP. Este es similar al programa nacional Head Start.
      • Proveedores(as) de servicios para el desarrollo juvenil y de niños en edad escolar exentos de licencia que han estado brindando atención a niños en edad escolar desde que comenzó la pandemia y de que las escuelas cerraron y pasaron a la educación en línea o híbrida.
  • Personas que cumplen con los requisitos para la Fase 1b2:
    • Trabajadores fundamentales de alto riesgo que trabajan en lugares donde se congregan muchas personas en las siguientes industrias:
      • Agricultura
      • Tripulaciones de barcos pesqueros
      • Procesamiento de alimentos
      • Tienda de abarrotes/Banco de alimentos
      • Correccionales (prisiones, cárceles, centros de detención)
      • Tribunal de Justicia
      • Transporte público
      • Miembros de equipos de respuesta urgente no incluidos en niveles anteriores (excepto administradores o aquellos que pueden trabajar de forma remota)
      • Trabajadores de cuidad infantil del programa de Aprendizaje temprano, de desarrollo juvenil y de campamentos diurnos que no fueron parte de la Fase 1b1.

      Al mencionar los lugares donde se congrega mucha gente nos referimos al espacio donde las personas trabajan rodeadas de otras personas y no se puede mantener una distancia física entre ellas.

    • Personas embarazadas
    • Personas con una discapacidad que las pone en alto riesgo de contraer una enfermedad grave por COVID-19.

Conozca más sobre los requisitos y cómo vacunarse en el Condado de King.

La vacuna contra el COVID-19 no tiene ningún costo, independientemente del estado migratorio o seguro médico. Medicare, Medicaid y la mayoría de los seguros privados cubrirán la vacuna, y se cubrirá el costo de la vacuna para las personas que no tengan seguro.

Los proveedores de vacunas contra el COVID-19 no pueden:

  • Cobrarle por la vacuna
  • Cobrarle directamente cualquier tarifa administrativa, copago o coaseguro.
  • Negar la vacuna a cualquier persona que no tenga cobertura de seguro médico, que su cobertura de seguro médico sea insuficiente o que esté fuera de la red.
  • Cobrar una visita al consultorio u otra tarifa al destinatario si el único servicio proporcionado es una vacuna contra el COVID-19.
  • Requerir servicios adicionales para que una persona reciba una vacuna contra el COVID-19; sin embargo, se pueden proporcionar servicios de atención médica adicionales al mismo tiempo y facturarlos según corresponda.

Los proveedores de vacunas contra el COVID-19 pueden:

  • Solicitar el reembolso correspondiente del plan o programa del beneficiario (por ejemplo: seguro médico privado, Medicare, Medicaid) por una tarifa de administración de la vacuna. Sin embargo, los proveedores no pueden cobrarle al receptor de la vacuna el saldo de la factura.
  • Solicitar el reembolso de los beneficiarios de vacunas sin seguro del Programa para personas sin seguro COVID-19 de la Administración de Recursos y Servicios de Salud.

El Departamento de Salud Pública – Seattle y el Condado de King y otros están ofreciendo clínicas de vacunación gratuitas. La distribución equitativa es una prioridad para estas clínicas. Puede encontrar más información en nuestra página Cómo vacunarse en el Condado de King.

Las vacunas contra COVID-19 deben enfrentar ensayos clínicos rigurosos en los cuales varios miles de participantes reciben la vacuna. La Administración Federal de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) evalúa los datos científicos provenientes de estos estudios para determinar la seguridad y efectividad de cada vacuna. La FDA se basa en el análisis y recomendaciones de un grupo de asesores de científicos y expertos independientes, el Comité Consultivo de Vacunas y Productos Biológicos Relacionados (VRBPAC, por sus siglas en inglés).  Las reuniones del VRBPAC están abiertas al público.

Si una vacuna cumple con los estándares de seguridad y efectividad de la FDA, esta agencia puede permitir la disponibilidad de las vacunas en los Estados Unidos a través de la licencia tradicional o con una autorización de uso de emergencia.

Una vez que la FDA emite su determinación, un segundo órgano consultor independiente de expertos en inmunización, el Comité Asesor de Prácticas de Vacunación de los EE.UU. (ACIP, por sus siglas en inglés), revisará los datos sobre seguridad y efectividad. Ellos emitirán una recomendación al CDC con directrices para los trabajadores del sector salud y el público sobre el uso de la vacuna.


Monitoreo de la seguridad de la vacuna

Después de que se autoriza el uso de una vacuna, varios sistemas de monitoreo de seguridad entran en acción para vigilar la posible presentación de algún efecto secundario. Si se llega a detectar un efecto secundario grave inesperado, los expertos trabajan tan rápido como sea posible para determinar si es un verdadero problema de seguridad. Esto sirve como una evaluación continua de la seguridad, inclusive después de haberse completado los ensayos clínicos. Para la vacuna contra COVID-19, el CDC y la FDA han ampliado los sistemas de monitoreo de seguridad para evaluar con mucha cautela la seguridad en tiempo real y asegurarse así que las vacunas contra COVID-19 sean lo más seguras posible.


Solo profesionales de salud con licencia y entrenamiento pueden vacunar

Solo personas con licencia y entrenamiento para administrar vacunas podrán hacerlo. Una vez que la vacuna esté disponible ampliamente para el público en general, varios tipos de profesionales del sector salud administrarán la vacuna para que esté disponible para todos los que estén interesados en recibirla. Estos profesionales podrán administrar la vacuna tanto en clínicas y hospitales como en centros móviles o temporales de vacunación en la comunidad.

  • Contar con una vacuna efectiva y segura contra COVID-19 es un gran avance. Sin embargo, la vacuna por sí sola no detendrá la pandemia de inmediato.

  • Inclusive después de que la vacuna esté disponible, para detener la pandemia continuaremos necesitando que todas las personas sigan cumpliendo con todas las pautas para protegerse y proteger a los demás, inclusive si ya recibieron la vacuna. Esto es utilizar el cubrebocas o mascarilla, mantenerse a 6 pies de distancia, limitar las actividades fuera de los hogares y evitar aglomeraciones, lavarse las manos frecuentemente, seguir las directrices del CDC para viajar y las guías de cuarentena después de haber sido expuesto a alguien con COVID-19.

  • La buena noticia es que una vez que esté completamente vacunado(a), puede hacer nuevamente algunas de las cosas que se detuvieron debido a la pandemia. Obtenga más información en la página Cómo vacunarse en el Condado de King.

¿Como se están creando
las vacunas contra el COVID?



Video from the Washington State Dept. of Health

¿Cómo funcionarían las vacunas
contra el COVID-19 en el cuerpo?



Video from the Washington State Dept. of Health


Link/share our site at www.kingcounty.gov/covid/vacunas