Skip to main content
King County logo

La interrupción económica desatada por el COVID-19 ha presentado grandes retos para los trabajadores de la región. Muchos han sido despedidos por negocios que no han sobrevivido a la pandemia. Aquellos quienes aún tienen trabajo pueden estar preocupados de que sus empleadores estén tomando los pasos necesarios para mantenerlos seguros. Y hay quienes pueden estar sufriendo acoso laboral debido a su origen étnico y creencias erróneas de que solo un país es el culpable de la pandemia.

Las vacunas contra el COVID-19 son la mejor herramienta que los trabajadores puedan tener para protegerse a sí mismos y a los demás, pero puede resultar difícil organizar un tiempo libre del trabajo para vacunarse o para quedarse en casa en caso de que se presenten posibles efectos secundarios a la vacuna. 

Hay recursos para ayudar a los trabajadores en estos momentos difíciles y leyes que protegen sus derechos en el lugar de trabajo.

Todos los trabajadores tienen derechos, ya sea que tengan o no COVID-19. Si tiene síntomas, la mejor manera para proteger a las personas que le importan es hacerse la prueba, quedarse en casa y no ir a trabajar. Incluso si usa una mascarilla, puede propagar el virus a sus pacientes, compañeros de trabajo, amigos y familiares.

Si su prueba da positivo, avise a su lugar de trabajo y quédese en casa, aunque no tenga síntomas. Usted aún puede propagar el virus.

A continuación, se ofrecen algunas respuestas a las preguntas que los trabajadores podrían tener al considerar el trabajo y la seguridad durante la pandemia:

Facilitando las pruebas de COVID-19 o la vacunación contra el COVID-19

Sí, Seattle y el Condado de King tienen varios sitios de pruebas gratuitas, abiertos a cualquier persona, sin importar su estatus migratorio o seguro médico. Si tiene seguro médico, debe traerlo. Pero no será rechazado si no lo tiene.

Sí, la vacunación contra el COVID-19 es gratuita para todos independientemente del seguro médico o de la situación migratoria. Visite nuestra página de vacunación para obtener más información y encontrar citas disponibles.

Todas las vacunas contra el COVID-19 deben pasar por un riguroso proceso de pruebas y evaluación de varios pasos (página web disponible solo en inglés) antes de poder ser utilizadas en los EE.UU. Para obtener más información, visite nuestra página de preguntas frecuentes sobre la vacuna contra el COVID.

Obtener permiso para recibir la vacuna contra el COVID-19 o por efectos secundarios a la vacuna

Si usted o un miembro de su familia se contagian de COVID-19, pueden ser elegibles para el permiso por enfermedad pagado. La ley de cuidado familiar de Washington permite a los trabajadores usar sus permisos por enfermedad, tiempo de vacaciones y permiso personal acumulados si necesitan aislarse o cuidar de un miembro de la familia que tenga COVID-19. Para más información, llame al Departamento de Labor e Industrias de Washington al 1-800-547-8367.

La ley Federal Familias Primero en Respuesta al Coronavirus, proporciona beneficios de permisos adicionales para trabajadores elegibles hasta el 31 de diciembre de 2020. Para más información acerca de si es elegible para estos beneficios vea: las pautas del Departamento de Labor o visite la página web Permiso Familiar y Médico Pagado de Washington.

El Condado de King tiene centros de aislamiento y cuarentena para personas que no pueden aislarse o hacer la cuarentena en casa. Para más información, vea el video.

Es posible que pueda utilizar un permiso pagado por enfermedad para vacunarse o recuperarse de los efectos secundarios de la vacuna. La Ley de Atención Familiar de Washington (página web disponible solo en inglés) permite a los trabajadores utilizar su permiso por enfermedad acumulada, sus vacaciones y su permiso de tiempo personal para vacunarse y recuperarse de los efectos secundarios de la vacuna contra el COVID-19. Para obtener más información, visite  https://paidleave.wa.gov/es/, llame al programa del Permiso Familiar y Médico Pagado de Washington al 1-833-717-2273 (seleccione 7 para español), o llame al Departamento de Trabajo e Industrias de Washington al 1-800-547-8367 (seleccione 2 para español).

Usted puede ser elegible para el Permiso Familiar y Médico Pagado de Washington. Llame al 1-833-717-2273 (seleccione 7 para español) para obtener ayuda para acceder a este beneficio. Si tiene derecho a un permiso médico pagado bajo este programa, pero su empleador le niega el permiso, usted puede presentar una queja contra su empleador (página web disponible solo en inglés), y el Departamento de Seguridad Laboral realizará una investigación.

Hay otros recursos para las personas que enfrentan dificultades durante la pandemia del COVID-19. Visite nuestra página del Programa de Prevención de Desalojos y Asistencia de Alquiler, nuestra página de Recursos de Acceso a Alimentos de Emergencia (página web disponible solo en inglés) y nuestra página de Programas de Asistencia Energética (sitio web disponible solo en inglés) para obtener más información.

Sí, usted es elegible al tiempo pagado por enfermedad. Tenga en cuenta que la mayoría de los efectos secundarios de la vacuna contra el COVID-19 son leves y duran de 1 a 2 días, mientras que la recuperación de la enfermedad del COVID-19 puede llevar muchos días o semanas. En algunos casos, las personas vacunadas pueden contraer COVID-19, sin embargo, las personas vacunadas tienen muchas menos probabilidades de enfermarse gravemente o de necesitar cuidados médicos especializados en un hospital. La vacuna es la mejor protección para no tener que perder días de trabajo debido al COVID-19.

COVID-19 y el empleo

Las mascarillas todavía son obligatorias para todos los trabajadores:

  • Cuando su empleador decide requerir el uso de mascarillas
  • En centros médicos y de atención de la salud, incluidos hospitales, centros de tratamiento ambulatorio, consultorios dentales y farmacias
  • En lugares donde se brindan cuidados a largo plazo
  • En transporte público, taxis y vehículos compartidos (requisito federal)
  • En centros penitenciarios (cárceles, centros de detención)
  • Para seguir las pautas de un período de cuarentena o aislamiento

Usted puede pedirle a su empleador que requiera que otros trabajadores usen mascarillas. Sin embargo, no existe un requisito legal que obligue a los empleadores a requerir el uso de mascarillas para adaptarse a otro trabajador.

Si tiene una afección que limita de forma significativa una o más actividades importantes de su vida, usted está protegido por Americans with Disabilities Act (Ia Ley de Estadounidenses con Discapacidades), una ley federal. Esto significa que puede solicitar una adaptación de su empleador que le permita desempeñar sus funciones laborales. Su empleador puede optar por proporcionar la adaptación específica que usted solicita, o puede ofrecer una adaptación diferente que le permita hacer su trabajo.

No existe un método o formulario oficial para solicitar una adaptación según Americans with Disabilities Act (ADA, la Ley de Estadounidenses con Discapacidades) siempre y cuando le informe a su empleador que está solicitando algo debido a un padecimiento médico. Para obtener más información, consulte cómo solicitar y negociar una adaptación razonable y este modelo de carta de adaptación (esta página está solo en inglés).

Estas adaptaciones están disponibles para todos los trabajadores, independientemente de su estatus migratorio. Hay más información disponible en www.ada.gov.

Si tiene un diagnóstico de COVID prolongado, puede ser elegible para un permiso pagado por enfermedad bajo el programa de Washington Paid Family and Medical Leave (Permiso de cuidado pagado). Muchos trabajadores son elegibles para tomar hasta 12 semanas y no tienen que tomar este permiso de una sola vez. Por ejemplo, puede tomarse un día libre a la semana para manejar una afección crónica como el COVID prolongado.

También está protegido por la ley federal, que establece que el COVID prolongado se considera una discapacidad según la Ley de Estadounidenses con Discapacidades si limita de forma significativa una o más actividades importantes de su vida. Las personas cuyo COVID prolongado califica como una discapacidad tienen derecho a las mismas protecciones contra la discriminación que cualquier persona con una discapacidad. Esto significa que puede solicitar una adaptación que le permita desempeñar sus funciones laborales. Una adaptación puede incluir un horario de trabajo de tiempo parcial o modificado, la reasignación a un puesto vacante u otras adaptaciones. También puede solicitar una adaptación temporal si sus necesidades cambian con el tiempo. No es necesario tener un diagnóstico documentado de COVID prolongado para acceder a esta protección, aunque algunos trabajadores optan por brindar información médica específica a su empleador.

No existe un método o formulario oficial para solicitar una adaptación según la ADA, siempre y cuando le informe a su empleador que está solicitando algo debido a un padecimiento médico. Para obtener más información, consulte cómo solicitar y negociar una adaptación razonable y este modelo de carta de adaptación (esta página está solo en inglés).

Estas adaptaciones están disponibles para todos los trabajadores independientemente de su estatus migratorio. Hay más información disponible en U.S Department of Labor (el Departamento de Trabajo de los EE. UU.).

Para obtener más información sobre el COVID prolongado, visite el sitio web de los CDC sobre las afecciones posteriores al COVID.

Si su empleador no está siguiendo las normas de seguridad indicadas por la proclamación Comienzo Seguro del Gobernador Inslee, puede reportarlo al Departamento de Labor e Industrias del estado. Todos los empleadores deben cumplir con una larga lista de requisitos de salud y salubridad. Estos incluyen desinfectar el área de trabajo con frecuencia, así como el uso obligatorio de las mascarillas y el distanciamiento social. Los empleadores tienen prohibido despedir o tomar represalias contra los trabajadores que presenten quejas de salud y seguridad.

Para más información o presentar una queja, llame a Labor e Industrias al 360-902-5800.

Su empleador puede evaluar a los empleados para detectar síntomas de COVID-19 – por ejemplo, tomar la temperatura de los empleados y preguntar sobre sus síntomas cada día.

Si hay una sospecha de brote en su lugar de trabajo, su empleador puede exigirle que se haga una prueba, aunque no tenga síntomas. Las personas pueden propagar el virus a otros incluso si no se sienten enfermos. Seattle y el Condado de King tienen varios sitios de pruebas gratuitas, abiertos a cualquier persona, sin importar su estatus migratorio o seguro médico.

Salud Pública – Seattle y el Condado de King encarecidamente desaconsejan que los empleadores exijan a los trabajadores hacerse una prueba después de que han completado el aislamiento o cuarentena. Hemos redactado una carta que puede compartir con su empleador explicando la justificación por esta política.

Muchas personas que se recuperaron del virus siguen dando positivo a la prueba por varias semanas después de que se han recuperado, pero esto no significa que aún sean contagiosos. Si ha completado el periodo de aislamiento recomendado, usted ya no es contagioso. Por lo tanto:

  • Si dio positivo y tuvo síntomas, puede regresar a trabajar:
    • 5 días después de que sus síntomas aparecieron por primera vez y estos mejoraron, y ha pasado 24 horas sin tener fiebre y sin tomar medicamento para reducir la fiebre.
    • Debe continuar usando una mascarilla de alta calidad y bien ajustada cerca de otras personas durante 5 días adicionales.
    • Si una persona tiene acceso a una prueba y quiere hacérsela, lo mejor es utilizar una prueba de antígenos hacia el final del período de aislamiento de 5 días. Si el resultado de la prueba es positivo, debe continuar aislándose hasta el décimo día. Si el resultado de su prueba es negativo, puede finalizar el aislamiento, pero continúe usando una mascarilla bien ajustada cerca de otras personas en casa y en público hasta el décimo día.
  • Si estuvo expuesto a COVID-19 y NO está al día con las vacunas y los refuerzos:
    • Póngase en cuarentena 5 días y luego hágase la prueba al quinto día; una prueba rápida de antígenos si es posible.
    • Si la prueba es negativa o no tiene síntomas, después de cinco días, puede regresar al trabajo y continuar usando una máscara de alta calidad y bien ajustada alrededor de otras personas durante cinco días adicionales.
  • Si estuvo expuesto a COVID-19 y está al día con las vacunas y los refuerzos, no necesita ponerse en cuarentena; pero debe usar una mascarilla de alta calidad y bien ajustada cerca de otras personas durante 10 días después de la exposición y hágase la prueba al quinto día; con una prueba rápida de antígenos, si es posible.

Ambas leyes, federal y estatal, incluyen protección para los empleados y prohíben represalias por parte de los empleadores.

Sí, su empleador puede exigir la vacuna contra el COVID-19 como condición de empleo, siempre y cuando también proporcione excepciones para los trabajadores que no puedan vacunarse debido a razones médicas o a sinceras creencias religiosas. Los empleados que quieran rechazar la vacunación tienen derecho a pedir un entorno de trabajo que no los ponga en contacto con el público, como pudiera ser el teletrabajo o trabajo remoto. Sin embargo, es el empleador quien debe decidir si este tipo de adaptación es posible.

No, las empresas están obligadas a proteger la privacidad de los empleados, incluyendo el estado de vacunación. Los empleadores pueden preguntar a los empleados sobre su estado de vacunación, pero esta información debe ser confidencial.

Su empleador está obligado a informarles a los trabajadores si probablemente han estado en contacto cercano de alguien con COVID-19 en el lugar de trabajo. Al compartir esta información, a su empleador no se le permite revelar el nombre o información médica privada de la persona que dio positivo.

Si hay un brote en el lugar de trabajo, su empleador debe reportarlo a Salud Pública – Seattle Y el Condado de King.

El equipo de rastreadores de contacto del condado investigará para determinar cuántas personas podrían haber estado expuestas. Los rastreadores de contacto del Condado de King les aconsejarán que se hagan la prueba inmediatamente y se aíslen o hagan cuarentena. Este es un método clave para limitar la propagación del virus.

Los rastreadores de contacto del Condado de King no compartirán su nombre o le preguntarán su estatus migratorio o su número de seguro social. Si ellos le contactan, por favor conteste la llamada. Ellos mantendrán su información médica confidencial.

Si tiene una condición de salud que le resulta insegura para usar una mascarilla, su empleador debe buscar un acuerdo alternativo de trabajo que le garantice hacer su trabajo sin usarla.

Si usted piensa que sus derechos civiles han sido violados durante la pandemia ya que tiene una discapacidad, contacte a la autoridad de cumplimiento de los derechos civiles en la jurisdicción donde ocurrió la presunta discriminación:

No. Es muy importante contestar la llamada de los rastreadores de contacto del Condado de King que investigan posibles brotes en su lugar de trabajo. Ellos mantendrán su confidencialidad y no le preguntarán sobre su estatus migratorio. Los rastreadores de contacto le avisarán a cualquier persona que podría haber sido expuesta a usted, que necesita hacerse una prueba y aislarse o hacer cuarentena. También conectarán a cualquier persona que haya estado expuesta con ayuda y apoyo. No revelarán su nombre a sus compañeros de trabajo. El trabajo de ellos es una manera importante para limitar la propagación de COVID-19.

Los rastreadores de contacto del Condado de King le proporcionarán a usted información útil de cómo obtener apoyo mientras está distanciado de los demás.

El estado de Washington tiene un fondo de alivio para los inmigrantes que están pasando por tiempos difíciles durante la pandemia. Cualquier persona puede aplicar, sin importar su estatus migratorio.

El Fondo de Asistencia por Coronavirus para Inmigrantes de Washington proporcionará $40 millones para ayudar a los residentes de Washington que no pueden acceder a los programas de estímulos federales debido a su estatus migratorio.

Mientras el fondo esté funcionando, los beneficiarios elegibles recibirán $1,000, con un límite de $3,000 por hogar.

Cualquier tipo de discriminación basada en la raza o nacionalidad de origen, es ilegal. Un empleador, por ejemplo, no puede centrarse únicamente en los miembros de una raza o grupo étnico en particular y exigirles que se sometan a pruebas.

Si su jefe o sus compañeros de trabajo le discriminan por su raza o etnia, contacte a la autoridad de cumplimiento de los derechos civiles en la jurisdicción donde ocurrió la presunta discriminación:

Los solicitantes de empleo pueden inscribirse aquí para asistencia personalizada de un Especialista de Empleo de WorkSource, normalmente está disponible en otros idiomas además del inglés.

El Condado de King también tiene un programa para veteranos buscando empleo, así como varios programas para jóvenes adultos:


Enlazar/compartir nuestro sitio web: kingcounty.gov/covid/workers